Os he hablado en varias ocasiones de fotografías que me han robado, hoy va una más…

Hace unos días, siguiendo mi rutinario proceso de búsqueda de imágenes robadas, localicé unas que hice en el Parc Güell de Barcelona que estaban en varias webs…envié un correo a cada una de ellas en el que les decía:

Buenos días XXXXX,

Veo que en su artículo/web (link) ha usado una fotografía de la cual tengo todos los derechos reservados.

Puede comprobar como soy su autor y propietario en el siguiente link: (link)

Le agradeceré que haga el ingreso de XX€ a la cuenta:
Banco XXXXXXX – XXXX-XXXX-XX-XXXXXXXXXX
Titular: Guillem Calatrava Mauri
Concepto: Uso de fotografía en Internet

Si desea que le envíe la factura correspondiente, por favor, facilíteme sus datos fiscales.

Saludos,

La mayoría me contestaron el mismo día o al día siguiente para indicarme que retiraban la fotografía, que «no sabían que esa fotografía era mía», que «como estaba en Google»…. vamos, lo típico que responden… ninguno realizó el ingreso. Incluso hubo una conocida cadena de blogs, o «empresa de Innovación tecnológica» como se describen ellos, que ni siquiera contestaron al correo, pero eliminaron la foto que usaron.

Pero el caso que hoy os quiero mostrar es uno que me indigna… ¿os imagináis reclamar por una foto que os han robado y que os respondan que no, «que la imagen que se ha usado no es la misma»? Pues eso es lo que me he encontrado…

Disfrutalo-captura

Esta captura de pantalla es la web en la que me encontré la imagen a reclamar, podemos pensar que hay miles y miles de imágenes de ese dragón que saluda a su entrada al Parc Güell, pero fijaos en la imagen original mía que os pongo a continuación y la que se ha usado en la web de la empresa Disfrútalo:

park_guell-321

Disfrutalo-imatge

De un simple vistazo nos daremos cuenta que se han borrado las personas que habían a cada lado de las escaleras y se ha eliminado la marca de agua que había al pie de la fotografía, por cierto, todo ello con un clonado muy mal hecho. Pero se dejaron por eliminar a un señor que está justo en el medio, con la chaqueta verde.

Siguiendo mi procedimiento, el pasado 31 de octubre les envié este correo:

Buenos días XXXXX,

Veo que en su web (http://www.disfrutalo.com/) han usado y manipulado una fotografía de la cual tengo todos los derechos reservados.

Puede comprobar como soy su autor y propietario en el siguiente link: http://naturpixel.com/2010/11/14/curso-de-fotografia-fotowalk-barcelona-park-guell-13-de-noviembre-2010/

Le agradeceré que haga el ingreso de XX€ a la cuenta:
Banco XXXXXXX – XXXX-XXXX-XX-XXXXXXXXXX
Titular: Guillem Calatrava Mauri
Concepto: Uso de fotografía en Internet

Si desea que le envíe la factura correspondiente, por favor, facilíteme sus datos fiscales.

Saludos,
Guillem Calatrava – Naturpixel

Unos días más tarde, el 5 de noviembre, ellos me contestaron:

Estimado Guillem,
Le informamos que si accede a la web de www.disfrutalo.com, la oferta a la que nos hace referencia no está publicada en nuestras ofertas.

Reciba un cordial saludo,
Jennifer

Vale, si, la oferta no está vigente, ya se lucraron en su día… pero el link sigue siendo visible, y mi imagen sigue siendo utilizada. Así que el mismo día les contesté:

Hola Jennifer,

Muchas gracias por responder, si bien comentas que la oferta no está publicada, yo tengo acceso desde el siguiente link: http://www.disfrutalo.com/

Y, aunque la oferta no esté vigente, insisto, se ha usado una imagen mía sin ningún permiso para su uso, manipulación y comercialización de un producto suyo, por lo que insisto, les agradeceré que hagan el ingreso de XX€ a la cuenta:

Banco XXXXXXX – XXXX-XXXX-XX-XXXXXXXXXX
Titular: Guillem Calatrava Mauri
Concepto: Uso de fotografía en Internet

Si desean que les envíe la factura correspondiente, por favor, facilíteme sus datos fiscales.

Saludos,
Guillem Calatrava

Ayer, 15 días más tarde, recibí respuesta:

Buenas tardes,
Tras recibir la respuesta a su solicitud, nos confirman que la imagen que se ha usado no es la misma que la que usted nos indica.
Por lo que en este caso no se procede a abonarle los XX€ que nos solicita.

En este caso ya no me envían ni el cordial saludo… pero… ¿cómo se siente uno cuando le dicen que la foto que le han robado y manipulado no es la misma que se indica?  Rabia es poco… así que antes de contestar al correo, decido hacer público el caso, y más aún con la motivación que me dieron algunos colegas de profesión a través del facebook.

[message type=»simple» bg_color=»#EEEEEE» color=»#333333″]

Escena 1:
Pasas por delante de una carnicería, ves en su expositor unos suculentos entrecots, entras, preguntas al carnicero su precio, te convence, y le compras un par para almorzar.

Escena 2:
Pasas por delante de un fotógrafo, ves en su expositor (su web) unas suculentas imágenes (como los entrecots), entras, botón derecho, guardar y ya tienes esa apetecible fotografía.

Por desgracia del fotógrafo estas escenas se repiten a diario, si no robas al carnicero, ¿por qué robas al fotógrafo?

[/message]

ACTUALIZACIÓN: 21/11/2013 – 11:30

Se ha puesto en contacto conmigo el Community Manager del grupo Sallés Hotels, que son los que supuestamente anuncia la empresa Disfrútalo.

Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando me han comentado que el portal Disfrútalo es un portal fantasma, que el grupo Sallés tienen abiertas acciones legales contra ellos, que se han encontrado con clientes estafados, y que además usan la imagen del hotel (el logo que han puesto encima de mi foto) sin su consentimiento.

Pin It on Pinterest