Los últimos meses de 2011 estuve prácticamente dedicándolo a un único cliente, un trabajo que me llevó  3 jornadas de sesión de fotos, pero semanas con muchas horas de retoque.

Es lo malo (o lo bueno, no sé) que tiene ser un autónomo pequeño y con gran nivel de autoexigencia y reticente a dejar que el trabajo que empieza uno como fotógrafo lo termine otro como retocador.

Para que os hagáis una idea del tute que me metí os dejo con algunos ejemplos de lo que sería una imagen original y su resultado final.

Podéis ver otras imágenes finales en mi Galería de fotos en el apartado de Producto.

Braun.

El cliente me proporcionó el stand, y una pequeña parte (simbólica) del producto con el que se debía llenar el mostrador.

Imagen inicial:

Imagen final:

Compex

Un stand complejo por el tipo de iluminación propio (led violeta), el cliente me facilitó 2 muestras de producto.

Imagen inicial:

Imagen final:

M&M’s

Otra vez, con producto escaso, y la dificultad añadida de ser un mostrador de material plástico completamente reflectante.

Imagen inicial:

Imagen final:

Pin It on Pinterest